Día Mundial de la Alimentación 2021: la FAO celebra un nuevo impulso y energía en los sistemas agroalimentarios a pesar de crisis sin precedentes

Día Mundial de la Alimentación 2021: la FAO celebra un nuevo impulso y energía en los sistemas agroalimentarios a pesar de crisis sin precedentes

Las celebraciones del Día Mundial de la Alimentación de 2021 comenzaron hoy, con un acto mundial en el que los participantes señalaron que, si bien los desafíos del hambre mundial, la crisis climática y la enfermedad por coronavirus (COVID-19) siguen siendo enormes, también se está otorgando un nuevo impulso y energía a los esfuerzos por transformar nuestros sistemas agroalimentarios y hacerlos más aptos para su finalidad.

En una Cumbre sobre los Sistemas Alimentarios de las Naciones Unidas celebrada el mes pasado, se establecieron las líneas generales sobre los avances que necesita el mundo con miras a reformar las estructuras en las que se producen, distribuyen y consumen nuestros alimentos.

“Juntos, nos hemos remangado para dirigir la aplicación e impulsar la transformación”, afirmó el Sr. QU Dongyu, Director General de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), en su discurso pronunciado durante la celebración del Día Mundial de la Alimentación organizada por la FAO. También destacó la contribución realizada por el Foro alimentario mundial, un acto innovador convocado a principios de este mes en Roma, un movimiento global que busca aprovechar la energía y creatividad de los jóvenes para conformar un futuro mejor para nuestra alimentación.

El Sr. QU señaló que el Día Mundial de la Alimentación de este año llega en un momento crítico para el mundo. A pesar de las dificultades ocasionadas por la pandemia de la COVID‑19, “durante el último año también hemos sido testigos de la resiliencia y la fuerza de cada uno de nosotros”. En particular, rindió homenaje a “todos nuestros héroes de la alimentación de todo el mundo que siguieron trabajando contra viento y marea para garantizar que tuviéramos alimentos para comer”.

Incluso antes de la COVID-19, centenares de millones de personas en todo el mundo se veían afectadas por el hambre, y en el último año ese número ha aumentado a 811 millones. Y eso a pesar de que el mundo ha producido suficientes alimentos para todos. Observó asimismo que se pierde el 14 % de los alimentos y se desperdicia el 17 %.

Los retos trascendentales a los que se enfrenta la humanidad también se pusieron de relieve en los mensajes que dieron el Papa Francisco y el Presidente de Italia, Sr. Sergio Mattarella, en el acto del Día Mundial de la Alimentación.

“Actualmente observamos una verdadera paradoja en cuanto al acceso a los alimentos: por un lado, más de 3 000 millones de personas no tienen acceso a una dieta nutritiva, mientras que, por otro lado, casi 2 000 millones de personas padecen sobrepeso u obesidad debido a una alimentación deficiente y una vida sedentaria”, dijo el pontífice.

El Presidente Mattarella declaró: “El estado de la seguridad alimentaria mundial ha empeorado sensiblemente. La comunidad internacional debe garantizar que sigamos las recomendaciones de la reciente Cumbre sobre los Sistemas Alimentarios, haciendo uso de las sinergias naturales del sistema de las Naciones Unidas y las competencias de los organismos con sede en Roma”.

El Secretario General de las Naciones Unidas, Sr. Antonio Guterres, dijo en su discurso: “La forma en que producimos, consumimos y desperdiciamos alimentos está teniendo consecuencias nefastas para nuestro planeta. Ello está ejerciendo una presión histórica en nuestros recursos naturales y el ambiente natural, y nos está costando billones de dólares cada año”. Pero “el poder de cambiar está en nuestras manos”, añadió.

Su llamada de atención fue secundada por los responsables de los otros dos organismos de las Naciones Unidas con sede en Roma.

“Para crear sistemas alimentarios más justos y equitativos, tenemos que escuchar la voz de los pequeños productores y las comunidades rurales”, indicó el Sr. Gilbert Houngbo, Presidente del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA). “Necesitamos asociaciones de amplia base que garanticen que se recompense a los pequeños productores de forma justa por su trabajo. Las prioridades son contar con sistemas de precios que reflejen el costo total y real de producción, y destinar una mayor financiación a las comunidades rurales desatendidas y vulnerables”, añadió.

“Actualmente, nos enfrentamos a desafíos sin precedentes para la seguridad alimentaria mundial”, declaró el Sr. David Beasley, Director Ejecutivo del Programa Mundial de Alimentos (PMA). “Solo lograremos poner fin al hambre si velamos por que nuestros sistemas alimentarios mundiales se adapten al siglo XXI. Por este motivo es que, en el PMA, estamos trabajando para fortalecer los sistemas alimentarios de forma que fomenten las dietas saludables de todas las personas, especialmente las comunidades más vulnerables”.

Nuestras acciones son nuestro futuro: todos podemos ser héroes de la alimentación

El tema del Día Mundial de la Alimentación de este año, “Nuestras acciones son nuestro futuro”, hace un llamamiento a todos para ser héroes de la alimentación que contribuyan a la transformación de los sistemas agroalimentarios para lograr una mejor producción, una mejor nutrición, un mejor medio ambiente y una vida mejor, sin dejar a nadie atrás.

La transformación de nuestros sistemas agroalimentarios debe comenzar con los consumidores normales y las decisiones que tomamos sobre los alimentos que consumimos, dónde los compramos, cómo se envasan, cuánto tiramos; todas ellas repercuten en nuestros sistemas agroalimentarios y el futuro de este planeta, escribió el Sr. QU en un artículo de opinión con motivo del Día Mundial de la Alimentación.

“Todos tenemos el potencial de ser héroes de la alimentación. Nuestras acciones son nuestro futuro. Pero esto no termina con ustedes y conmigo. Como reza el antiguo adagio: “Somos lo que comemos”. Es igualmente cierto que la forma en que nuestros hijos y nietos se desarrollen también se verá influenciada por lo que comamos”, añadió.

El conjunto de herramientas de la FAO le permite generar efectos en estos complejos problemas sistémicos:

  • Su labor orientada al objetivo de lograr una mejor producción, una mejor nutrición, un mejor medio ambiente y una vida mejor se sustenta en un nuevo marco estratégico decenal, en el que se definen aportaciones concretas.
  • La FAO calcula que es necesario invertir anualmente entre 40 000 y 50 000 millones de USD en intervenciones específicas para acabar con el hambre de aquí a 2030. Hay muchos proyectos de bajo costo y grandes repercusiones que pueden ayudar a centenares de millones de personas a cubrir mejor sus necesidades alimentarias.
  • La investigación específica y el desarrollo y la innovación digital con el fin de lograr una agricultura de tecnología más avanzada y la mejora de la tasa de alfabetización de las mujeres puede contribuir significativamente a reducir el hambre. También es esencial contar con mejores datos, gobernanza e instituciones, ya que la FAO colabora con asociados que forjan sus propias vías nacionales de transformación.
  • Uno de los programas emblemáticos de la FAO es la Iniciativa Mano de la mano, cuyo objetivo es impulsar la transformación rural, los sistemas alimentarios urbanos y los sistemas agroalimentarios resilientes mediante el aumento de las inversiones. En la actualidad, 34 países se han sumado a la iniciativa, que se basa en el emparejamiento entre asociados pertinentes y tiene como destinatario a la población pobre del mundo.
    El Día Mundial de la Alimentación se celebra el 16 de octubre cada año para conmemorar la fundación de la FAO en esa fecha de 1945.

Las celebraciones de este año comenzaron oficialmente con el acto celebrado hoy en modalidad híbrida en Roma y también incluyeron una conferencia especial del Presidente Ejecutivo del Foro Económico Mundial, profesor Klaus Schwab, y un Diálogo sobre el té y el café, en el que se examinaron las tradiciones de estas bebidas. En unos 150 países se celebran actos en conmemoración del Día Mundial de la Alimentación, por ejemplo, en la Expo Dubai. Además, se llevará a cabo una campaña en múltiples plataformas para celebrar a nuestros Héroes de la alimentación, los agricultores, los productores y otras partes que proporcionan alimentos a sus comunidades.

 

FAO/15 de Octubre 2021