Descubren niveles óptimos de azúcar en la sangre para prevenir los accidentes cerebro vasculares (ACV)

Descubren niveles óptimos de azúcar en la sangre para prevenir los accidentes cerebro vasculares (ACV)

El control del azúcar en la sangre siempre ha sido importante para las personas con diabetes cuando se trata de prevenir un accidente cerebrovascular. Ahora un nuevo estudio ha descubierto que para las personas con diabetes que sufren un accidente cerebrovascular, puede haber un rango ideal de azúcar en la sangre para reducir el riesgo de diferentes tipos de enfermedades vasculares como un accidente cerebrovascular o un ataque al corazón más adelante.

«Sabemos que tener diabetes puede estar asociado a un mayor riesgo de sufrir un primer ictus –subraya el autor del estudio, el doctor Moon-Ku Han, de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Seúl (Corea)–. Pero nuestros resultados indican que hay un nivel óptimo de azúcar en sangre que puede empezar a minimizar el riesgo de sufrir otro ictus, un ataque al corazón u otros problemas vasculares, y está justo en el rango del 6,8% al 7,0%».

En el estudio, publicado en la edición online de ‘Neurology’, la revista médica de la Academia Americana de Neurología, participaron 18.567 personas con diabetes con una edad media de 70 años. Todos fueron ingresados en el hospital por un ictus isquémico, causado por un coágulo de sangre.

En el momento del ingreso, los investigadores utilizaron una prueba denominada hemoglobina A1C para determinar el nivel medio de azúcar en sangre de las personas en los últimos dos o tres meses. Esta prueba mide el porcentaje de proteínas de hemoglobina en la sangre recubiertas de azúcar. Un nivel inferior al 5,7% se considera normal; un 6,5% o más suele indicar diabetes. Los participantes tenían una media de A1C del 7,5%.

Los investigadores hicieron un seguimiento un año más tarde para averiguar si existía una relación entre los niveles de A1C y el riesgo de sufrir otro ictus, un ataque al corazón o morir por estas u otras causas vasculares.

De todos los participantes, 1.437, es decir, alrededor del 8%, sufrieron un ataque al corazón o murieron por una enfermedad vascular en el año siguiente al inicio del estudio, y 954, es decir, el 5%, sufrieron otro ictus.

El estudio descubrió que las personas ingresadas en el hospital con niveles de A1C superiores al rango del 6,8% al 7,0% tenían un mayor riesgo de sufrir un evento vascular como un ataque al corazón, así como de sufrir otro ictus.

Tras ajustar factores como la edad y el sexo, los investigadores descubrieron que el riesgo de sufrir un ataque al corazón o enfermedades vasculares similares era un 27% mayor cuando se ingresaba en el hospital con niveles de A1C superiores al 7,0%, en comparación con los ingresados con niveles de A1C inferiores al 6,5%. El riesgo de sufrir otro ictus era un 28% mayor cuando se ingresaba en el hospital con niveles de A1C superiores al 7,0%, en comparación con los inferiores al 6,5%.

«Nuestros resultados ponen de relieve la importancia de vigilar de cerca el nivel de azúcar en sangre si se es diabético y se ha sufrido un ictus», destaca Han.

 

Estudio acá: https://n.neurology.org/content/early/2021/09/29/WNL.0000000000012729

 

Neurology Journal/29 de Septiembre 2021