Propiedades antioxidantes y beneficios para la salud de la cereza

Propiedades antioxidantes y beneficios para la salud de la cereza

Las cerezas son consideradas una gran ayuda contra el envejecimiento por contener compuestos bioactivos antioxidantes como las antocianinas (localizadas en la porción carnosa de la fruta), unas sustancias que proporcionan ese color rojizo tan característico de esta fruta y que tienen capacidad antioxidante, según explica la Asociación para la Promoción del Consumo de Frutas y Hortalizas, 5 al día.

Estas frutas son ricas en vitamina A y C y flanovoides. La suma de estos beneficios se ve reflejada en la piel, que se verá más luminosa. Además, contienen oligoelementos y minerales como hierro, calcio, fósforo, azufre, potasio, zinc, cobre, magnesio o cobalto, que también supondrán una ayuda contra el envejecimiento. Tienen efectos remineralizantes y tonificantes para el organismo y favorecen la circulación, actuando sobre la celulitis, según expone el Consejo Regulador de Denominación de Origen Cerezas del Jerte.

Beneficios para la salud

Las cerezas son frutos que contienen propiedades excepcionales gracias al clima que les proporciona el Valle del Jerte. Proporcionan grandes beneficios para la salud, pues regulan el ciclo del sueño-vigilia. El triptófano y la serotonina son los responsables de impulsar la actividad y el buen estado de ánimo de las personas de durante el día, mientras que la hormona melatonina actúa como un excelente favorecedor del sueño por la noche, según concluye el Grupo de Neuroinmunofisiología y Crononutrición de la Universidad de Extremadura.

Las cerezas son consideradas una gran ayuda contra el envejecimiento

Se estima que el valor nutricional de la cereza es de 77 calorías por cada 100 gramos consumidos, aunque se calcula que la ración habitual se encuentra en torno a los 150 gramos. Estas frutas contienen una cantidad moderada de hidratos de carbono (15% de su peso) entre los que se encuentran mono y disacáridos como la fructosa, glucosa y sacarosa, así como pequeñas cantidades de fibra (1,3g de fibra por cada 100g de cerezas). Además, el alto contenido en azúcares (12,82g) y sales minerales contribuyen a que la cereza sea muy recomendable para el crecimiento de los niños y para las personas mayores.

Sus propiedades diuréticas y depurativas actúan a modo de laxante gracias a la fibra celulosa (2,10g por cada 100) y poseen un alto contenido en agua (82,25g por cada 100). Estas características previenen el cáncer y reducen los niveles de ácido úrico, según explica el Consejo Regulador de Denominación de Origen Cerezas del Jerte. Asimismo, su poder antiinflamatorio se usa en tratamientos de reumatismo y desinfección de intestinos.

Las cerezas también proporcionan una protección a los radicales libres, moléculas que se producen día a día en el organismo de las personas como resultado de las reacciones biológicas de las células. A pesar de ser necesarias, su producción a largo plazo puede producir efectos negativos y los antioxidantes que contienen las cerezas son los encargados de neutralizarlos.

Más información en el dossier de Extremadura, Cereza del Jerte AQUÍ.

Valenciafruits/1 de mayo 2021