La obesidad amenaza la efectividad de la vacuna contra el COVID-19

La obesidad amenaza la efectividad de la vacuna contra el COVID-19

De acuerdo a los especialistas, al tener el sistema inmunológico deprimido, la persona obesa se convierte en blanco perfecto para desarrollar los estados más graves y mortales del coronavirus e incluso una vacuna no podría ser efectiva en ella.

Quienes sufren obesidad o sobrepeso no solo pueden acarrear otras graves patologías que deterioran su salud como hipertensión, diabetes, problemas vasculares o algunos tipos de cáncer; según los expertos, también aumenta hasta en un 50 % la probabilidad de muerte en caso de contraer COVID–19.

El Dr. Stenio Cevallos Espinar es el jefe de la unidad de cuidados intensivos del Hospital Clínica Alcívar y ha sido testigo del fallecimiento de varios pacientes obesos por coronavirus. “El riesgo de morir en un paciente con obesidad, que está intubado, es de entre el 45 % al 65 %, además se complica asistirlo en su respiración debido a que su capacidad toráxica está comprometida por el peso; a esto se suma un sistema inmunológico deprimido”, enfatizó el galeno.

En la actualidad, se está desarrollando una vacuna contra el COVID-19, sin embargo, sus pruebas demostrarían poca eficacia en poblaciones que sufren obesidad. El primer metaanálisis de este tipo lo confirma en la publicación del 26 de agosto en Obesity Reviews de Estados Unidos, donde un equipo internacional de investigadores reunió datos de decenas de artículos revisados por pares que incluyeron a 399.000 pacientes. Ellos descubrieron que las personas con obesidad que contrajeron el SARS-CoV-2 tenían un 113% más de probabilidades que las personas de peso saludable de ingresar al hospital, un 74% más de probabilidades de ser ingresadas en una unidad de cuidados intensivos y un 48% más de probabilidades de morir; además, puede hacer que las vacunas contra la enfermedad sean menos efectivas.

¿Cómo reducir el riesgo?
La medida correcta es mantener un peso saludable, alimentación balanceada o actividad física continua. Sin embargo, hay personas cuyo metabolismo no les permite bajar de peso o hay quienes sufren de obesidad; para ellos una herramienta muy efectiva es la cirugía bariátrica.

La cirugía bariátrica permite alcanzar el peso ideal y fortalecer el sistema inmune.

El Dr. Trino Andrade es un especialista en este tipo de cirugías, con amplia experiencia. “La cirugía para la pérdida de peso es una herramienta muy importante en la lucha contra esta otra pandemia que es la obesidad. Cuando apareció el H1N1 ya se conocía que las personas con sobrepeso eran más propensas y vulnerables. Esto, lastimosamente se ha ratificado con la aparición del coronavirus, pero con esta cirugía se puede combatir la obesidad y reforzar el sistema inmunológico del paciente”, explica el Dr. Andrade, quien ha realizado más de 5.000 procedimientos, convirtiéndose en el especialista con el mayor número de pacientes operados en toda Latinoamérica y quien es visitado por pacientes de todas partes del mundo. Hay dos procedimientos que el Dr. Andrade realiza con mayor frecuencia.

Manga Gástrica

Es un procedimiento mínimamente invasivo de 40 minutos de duración que tiene un efecto regulador de hormonas relacionadas con la saciedad y el hambre. Es el tipo de cirugía bariátrica más realizada en América Latina y ha demostrado excelentes resultados a lo largo de los años. El objetivo del procedimiento es reducir el volumen del estómago permitiendo la pérdida del 90% del exceso de peso.

Es recomendada para personas con problemas de metabolismo que tengan sobrepeso u obesidad grado I y II.

Bypass Gástrico

A través de una cirugía mínimamente invasiva de 45 minutos, se realiza una modificación del tracto digestivo. Este procedimiento es para personas con obesidad grado III y especialmente para aquellos pacientes que padecen de diabetes, sin importar su grado de obesidad. Esta cirugía causa la remisión de la diabetes .

¿Existen riesgos con estos procedimientos?
Al ser cirugías realizadas vía laparoscópica, mínimamente invasivas, los riesgos también son mínimos. Las ventajas de ser a través de una cámara – 1 incisión de 1 cm y 2 incisiones de 0.5 centímetros cada una es que la recuperación del paciente es rápida. Adicionalmente el estar a la vanguardia tecnológica en América Latina permite brindar un alto grado de seguridad a los pacientes.

El Universo/25 de noviembre 2020